Estreno blog.

Es mi intención comenzar a describir en este rincón del Éter virtual mi relación con la canción, mis deseos y pasiones (altas y bajas) a la hora de componer, interpretar, escuchar o versionar cada una de esas mágicas células de música y poesía.

El año pasado, Leonard Cohen recibió el premio Príncipe de Asturias. En su discurso (imperdible), dijo algo que me parece muy revelador – (…) siempre he tenido cierta ambigüedad sobre la poesía. Viene de un lugar que nadie controla, que nadie conquista. Es decir, si supiera de dónde vienen las canciones las haría con más frecuencia. Es difícil aceptar un premio por una actividad que en realidad no controlo. -. Yo siento exactamente lo mismo cuando escribo canciones, el hecho creativo se produce en el momento que dejamos de controlarlo, de empujarlo. Uno desaparece como individuo intelectual para fundirse con la fuente de la creatividad, dejando fluir esa creación hacia el exterior. Siendo así, yo tampoco sé de dónde vienen las canciones (y extiendo la definición a la Poesía). No me considero autor de mis canciones, de hecho ni siquiera me atrevo a considerarlas “mis canciones” hasta que las he cantado el suficiente número de veces para convencerlas de que se vengan conmigo por su propia voluntad.

También es mi intención dar rienda suelta a cualquier tipo de pensamiento, emoción, crítica, apreciación…. que pasen por mi mente de forma más o menos cabal; Vamos, que pienso escribir sobre todo aquello que me venga en gana.

En este estreno, puedo proclamar al mundo que me encuentro FELIZ COMO UN JABALÍ .

Letra:

El sol,

el mismo que hace renacer las margaritas

me deslumbra desde el fondo de tus ojos

calentando mis deseos

que florecen de emoción.

El mar,

donde retozan las meruzas y los congrios

me susurra desde la caracola de tu boca

acariciando mis oídos

cual sirena en su canción.

Y es que la naturaleza vive dentro de tu cuerpo

fluye con tus movimientos como un río en Abril.

Las colinas de tus senos tras tormenta de verano

huelen a tierra mojada y a perfume de jazmín

Paseando por el campo de tus labios sin carmín,

chapoteo entre tus muslos Feliz como un jabalí.

Dormir

bajo la sombra vegetal de tus cabellos

arropado por la brisa de tu aliento

que disuelve mis temores

y me colma de quietud.

Soñar

atravesando bosques, ríos y montañas

Palmo a palmo disfrutar tu geografía

y hacer noche en tu cintura

alumbrado por tu amor.

Y es que la naturaleza vive dentro de tu cuerpo

fluye con tus movimientos como un río en Abril.

Las colinas de tus senos tras tormenta de verano

huelen a tierra mojada y a perfume de jazmín

Paseando por el campo de tus labios sin carmín,

chapoteo entre tus muslos Feliz como un jabalí.

Pasen, que al fondo hay sitio y hay cervezas en la nevera.

Desde la luz.

Félix Botana

Anuncios